Desde que el pasado 14 de marzo se estableció el estado de alarma muchos son los progenitores que se han visto afectados por las medidas adoptadas para hacer frente al coronavirus, ya sea en el ámbito personal o familiar, puesto que el confinamiento ha provocado que no se puedan cumplir de forma involuntaria custodias o el régimen de visitas por parte de alguno de los progenitores, ya sea en el ámbito económico, cuando alguno de los progenitores se ha visto afectado por un ERTE, cese o cierre de su negocio en el caso de trabajadores autónomos.

El pasado 29 de abril entró en vigor el Real Decreto-Ley 16/2020, de 28 de abril, de medidas procesales y organizativas para hacer frente al COVID-19 en el ámbito de la Administración de Justicia, que posibilita ejercitar acciones dirigidas al restablecimiento del equilibrio en el régimen de visitas o custodia compartida cuando alguno de los progenitores no ha podido atender a dicho régimen o custodia vigente como consecuencia de las medidas adoptadas por el COVID-19. Asímismo, también posibilita ejercitar la revisión de las medidas definitivas sobre cargas del matrimonio, pensiones económicas entre cónyuges (pensiones compensatorias) y alimentos reconocidos a los hijos (pensiones de alimentos), cuando la revisión tenga como fundamento haber variado sustancialmente las circunstancias económicas de cónyuges y progenitores como consecuencia de la crisis sanitaria producida por el COVID-19.

Como siempre, PEREZ PALMA ABOGADOS se encuentra al tanto de todas las novedades y actualizaciones legislativas que se vienen produciendo en el ámbito de los procedimientos de familia.