Calle Fiscal Luis Portero García 3 bloq 5, 1º1 Malaga (Teatinos)     contacto@perezpalmaabogados.com     951 994 174

Blog PérezPalma Abogados Málaga

Condenado a doce años y seis meses de cárcel por pegar, lesionar, vejar y humillar a su pareja en Pamplona

Un vecino de Pamplona ha sido condenado a un total de doce años y seis meses de cárcel por pegar, lesionar, vejar, insultar y humillar a su pareja sentimental repetidamente desde octubre de dos mil siete hasta julio de dos mil quince.

En la sentencia, que puede ser recurrida frente a la Audiencia de Navarra, el Juzgado de lo Penal número cinco de Pamplona impone al acusado, de cuarenta y ocho años, dos años y seis meses de cárcel por un delito de malos tratos frecuentes, cuatro años por cada uno de ellos de los 2 delitos de lesiones con la agravante de reincidencia, un año por un delito de agresión en el campo familiar y otro año más por un delito de trato humillante. En el juicio, el fiscal había pedido dieciseis años de prisión.

El procesado, además de esto, va a deber indemnizar a la víctima con treinta y uno y ciento cinco euros en conjunto por las lesiones y secuelas ocasionadas, como por el daño ética.

Según consta en la resolución judicial, el imputado ya había sido condenado en el mes de septiembre de dos mil ocho por un delito de maltrato no frecuente a la pena de un año y seis meses de cárcel.

Desde abril de dos mil siete hasta julio de dos mil catorce, la pareja radicó en una residencia de Pamplona. A partir más o menos de los seis meses del inicio de la relación, el imputado la conminó de manera constante con las próximas expresiones: “Si lo cuentas, hasta ese día vives”; “de la prisión se sale, mas del camposanto no”; “sin apreciar te maté y me cargué con el muerto”.

En la sentencia, la juez considera probadas múltiples agresiones que requirieron de asistencia médica y, 2 de ellas, de ingreso hospitalario.

La última acometida se generó el tres de julio de dos mil quince, “cuando el acusado se dirigió por la espalda” a la víctima, con la que había terminado la relación, “y de forma sorpresiva le clavó un objeto punzante en por lo menos 7 ocasiones en su pierna derecha”.

Para la juez, la prueba practicada a lo largo del juicio, basada esencialmente en el testimonio de la víctima y los informes médicos, es “contundente en lo que se refiere a la agresividad y actitud del acusado”.

(Fuente: Consejo General del Poder Judicial)

(fuente: informativojuridico.com)