La pena de cárcel permanente revisable aún no había sido impuesta des de la última reforma del Código Penal. Ahora sí que se ha impuesto lo previsto en el artículo ciento cuarenta del convocado Código y ha sido en el caso de un padre que mató a sus 2 hijas drogándolas primero.

El jurado popular lo consideró culpable unánimemente y la presidente del Tribunal de la Sección Cuarta de la Audiencia lo condenó “viva voce” a la pena privativa de libertad permanentemente mas revisable.  Asimismo se le ha condenado a no acercarse a su ex- mujer y madre de las 2 pequeñas asesinadas, como a trescientos euros de indemnización para exactamente la misma.

Así puesto que dicha condena se halla en el marco de 2 asesinatos con alevosía y agravados por el parentesco y por ser las víctimas menores de dieciseis años.

La sentencia va a ser reevaluada en 2 décadas, como apunta el artículo treinta y seis con relación a el artículo noventa y dos del Código Penal.