El descenso más acusado, del 41,7 %, se da en la jurisdicción penal, como consecuencia de la reforma de la LECrim Baja también el número de nuevos asuntos en las jurisdicciones civil y contencioso-administrativa, mientras que en la social aumenta.

(fuente: abogacia.es)