Calle Fiscal Luis Portero García 3 bloq 5, 1º1 Malaga (Teatinos)     contacto@perezpalmaabogados.com     951 994 174

Blog PérezPalma Abogados Málaga

Los usuarios que se subrogan a un préstamo promotor sobre las cláusulas suelo tienen derecho de información

 

En el préstamo promotor, la cláusula suelo era del tres,5 por ciento , al tiempo que en la escritura de subrogación -de octubre de dos mil seis- era del cuatro por ciento . En el año dos mil nueve se novaron diferentes condiciones del préstamo -ampliación del plazo de treinta a cuarenta años y falta de pago de capital a lo largo de 4 años, intereses y comisiones, como rebaja de la cláusula suelo al tres por ciento -.
Banco Popular renunció en la audiencia anterior a discutir el carácter de la cláusula como condición general de la contratación, con lo que la aseveración de la Audiencia Provincial de que el contrato fue negociado no es suficientemente precisa para llegar a la conclusión de que la cláusula suelo asimismo lo fuera.
La sala recuerda que las cláusulas suelo del Banco Popular ya fueron declaradas nulas por sentencia de pleno de veintitres de diciembre de dos mil quince, y recuerda asimismo su doctrina -sentencia de pleno de ocho de junio de dos mil diecisiete- de que, a pesar de la inexistencia de cosa juzgada de las acciones colectivas sobre las individuales, la regla general va a ser determinar en estas últimas la abusividad de la cláusula, salvo circunstancias inusuales como el perfil del cliente del servicio o bien la información precontractual suministrada por el banco.
El hecho de que el préstamo hipotecario no sea concedido de manera directa al consumidor, sino este se subrogue en un préstamo anteriormente concedido al promotor que le vende la residencia, no exonera a la entidad de la obligación de proveer al consumidor información que le deje adoptar su resolución de contratar con pleno conocimiento de la carga económica y jurídica que le va a suponer subrogarse como prestatario en el préstamo hipotecario, sin precisar efectuar un análisis meticuloso y detallado del contrato.
En otro caso, la obligación de información precontractual del predisponente se transformaría en una obligación del adherente de intentarse dicha información, lo que resulta opuesto a la doctrina de la Sala Primera y del Tribunal de Justicia de la UE (TJUE).
(Fuente: Tribunal Supremo )

Artículo anteriorSe altera el R. D. sobre constitución y funcionamiento del Consejo Fiscal
Artículo siguienteEl Consejo de Ministros ha aprobado la nueva Estrategia de Seguridad Nacional 2017

 

(fuente: informativojuridico.com)